Por: Claudia Miranda Díaz


Cada golpe de estado sucedido en nuestro país, tiene una importancia singular, el protagonizado por René Barrientos Ortuño, el 4 de noviembre de 1964, marcó el inicio de18 años de dictaduras militares (1964-1982).

Contexto internacional.

La Revolución Rusa (1917), más conocida como la Revolución de Octubre, transformó el sistema político y económico, no solo de su país, sino del resto del mundo.

Contexto nacional.

La Guerra del Chaco (1932-1935), a la que confluyeron bolivianos de todas las regiones del país, tanto del área urbana como rural, sirvió para que se reconocieran todos, como compatriotas. Políticamente fue el inicio de muchos cambios que sucedieron a lo largo del Siglo XX.

El sistema de partidos políticos que existía en nuestro país, basado en el bipartidismo, desapareció; fruto del impacto de la Revolución Rusa, surgieron los partidos políticos de izquierda: el Partido Obrero Revolucionario (1935), y el Partido de la Izquierda Revolucionaria (1940); el PIR fue el partido más importante de ese tiempo, planteó la reforma agraria, un error político adelantó su desaparición; el Partido Comunista de Bolivia (1950), nació como una escisión del PIR. Por último, citamos al Movimiento Nacionalista Revolucionario (1942) de tendencia nacionalista.

La Revolución del 52, se equiparó a la Revolución Mexicana (1910-1917) y antecedió a la Revolución Cubana (1953). Los  orígenes para este suceso tan importante en la historia de nuestro país, se remontan a la Guerra del Chaco, donde el encuentro de urbanos, con campesinos que aún vivían como pongos -en una Republica que tenía 107 años-, ocasionó un profundo cuestionamiento del modelo político y social vigente en esa época.  

Golpe de estado.

Recordemos que el MNR estuvo en el poder 12 años (1952-1964); Víctor Paz Estensoro y Hernán Siles Zuazo (1952-1956), Hernán Siles Zuazo  y Ñuflo Chávez Ortiz (1956-1960,) Víctor Paz Estensoro y  Juan lechín Oquendo (1960-1964), aspiraba a concluir un cuarto mandato (1964-1968) con Víctor Paz Estensoro y René Barrientos Ortuño, cuando éste último, lo derrocó mediante golpe de estado militar, el  4 de noviembre de 1964.

Entre los cambios más significativos de la revolución del 52, citamos: el voto universal, la reforma agraria, y la nacionalización de las minas; además de la fundación de la Central Obrera Boliviana y la reforma del ejército. Este cambio en la sociedad y la política de Bolivia, fue observado con preocupación por el imperio estadounidense, quien hizo muchos esfuerzos para frenar el proceso revolucionario que se estaba generando; agudizado su temor, por el triunfo de la Revolución Cubana. Les pareció más confiable tener un militar en el gobierno, para sofocar el avance de la Revolución del 52, de ahí surge su apoyo a Barrientos para consolidar su golpe de estado, con los antecedentes mencionados y en el contexto político señalado.

Barrientos, para convertir su gobierno dictatorial a democrático, convocó a elecciones que se realizaron el 3 de julio de 1966. Fue presidente constitucional desde  el 6 de agosto de 1966 hasta el 27 de abril de 1969, cuando murió en un accidente aéreo.

En su gobierno de facto (1965), declaró a los centros mineros “Zonas Militares”, con el fin de aplicar el “Plan Triangular”, que consistía en reducir la influencia de la Corporación Minera de Bolivia (COMIBOL), iniciando el proceso de privatización de la minería. Para conseguir su objetivo, militarizó los campamentos mineros, proscribió los sindicatos; en repuesta, el movimiento minero organizó el  “pacto minero-universitario-estudiantil”, para resistir a la dictadura, y a sus medidas privatizadoras. Es en éste contexto que sucede la MASACRE DE SAN JUAN (24, junio de 1967); asalto militar perpetrado a los campamentos de Siglo XX, ubicados en la localidad de Catavi, municipio de LLallagua, provincia Rafael Bustillos, departamento de Potosí.

Durante su gobierno constitucional (1967), sucedió la Guerrilla de  Ñancahuazú, comandada por Ernesto Ché Guevara. Con ayuda de la CIA, aprehendieron al Ché y lo asesinaron (octubre 9, de 1967).

Natural de Cochabamba, hablaba quechua, esto le ayudó a tener como sello de su gobierno, el “pacto militar-campesino”,  que le permitió  contar con el respaldo de los campesinos a su gobierno.

En 1967, promulgó una nueva Constitución Política del Estado, vigente -por 42 años-, hasta 2009, cuando  fue cambiada mediante Asamblea Constituyente, durante el gobierno de Evo Morales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *