Por: Javier Zarate

¿El Árbol de la Vida?  es un símbolo de la creación continua, el ciclo eterno vida-muerte, y ¿El árbol del conocimiento? que según las escrituras puede hacernos “discernir” entre el bien y del mal, ¿ambos fueron puestos en el jardín del Edén como una prueba al ser humano? Muchas preguntas que como dijera “el pequeño saltamontes” en aquella serie famosa de filosofía oriental Kung Fu, no tengo todas las respuestas, pero puedo entender todas las preguntas.

En la naturaleza expresión de la vida, es común encontrar patrones matemáticos fascinantes de la vida, como la geometría de las células, el ADN, plantas, animales y entornos que nos hacen preguntar ¿Quién diseña, hay una mente maestra detrás de su estructura?, o, ¿es posible que los propios organismos lo hagan con tanta precisión y hasta estética? y es que, desde cierta perspectiva, resulta increíble que el universo, aparentemente caótico, se organice con tanta precisión.

Algunos patrones como los fractales geométricos a primera vista, no parecen claros por un aparente “desorden”, como las raíces de los árboles, pues crecen con la misma estructura, aunque no de la misma manera. Otros patrones son mucho más evidentes y más “ordenados”, como los encontrados en los copos de nieve o las moléculas del agua.

En la naturaleza, los patrones responden eficazmente a la necesidad de economizar y hacer un uso eficiente de la energía disponible, por tanto, si una forma funciona para hacer sobrevivir a un organismo, esta naturalmente se replica en múltiples niveles, en este sentido es posible decir que ¿quién define los patrones, diseña el universo?

El árbol figura adoptada en la planificación estratégica del IPTK

¿Por qué el IPTK toma la figura del árbol en su planificación?

El árbol es una de las creaciones mágicas de la vida, la cual irradia los principios y patrones de la vida. Principios como: la transformación permanente[1], la complementariedad de partes diversas en una unidad, el equilibrio entre los elementos de la naturaleza como el agua, suelo, aire y energía potencial (fuego), y la armonía de las partes que puede ser comprendida en el modelo matemático conocida como la secuencia Fibonacci[2]. Estos principios hacen que los componentes del árbol formen un patrón de vida que hace que su desarrollo se mantenga regular, sostenido, cíclico, productivo y sobre todo interconectado con todas las demás expresiones de la vida y el conocimiento, es metafóricamente el camino hacia el horizonte del Vivir Bien que tenían nuestros pueblos ancestrales en el llamado “árbol de la vida”.

La trascendencia de crear un árbol institucional tiene mayor solidez y proyección si se toma en cuenta que el árbol IPTK es parte integrante de todo un “bosque” en el que otros árboles de carácter público y privado tienen las mismas características orgánicas e ideológicas, tal como se puede constatar con lo que todos llegan a identificar como proceso de cambio.

Raíces y savia, la Historia, la experiencia adquirida y las lecciones aprendidas

La experiencia de 42 años manteniendo una línea invariable de servicio a la gente pobre; principios y valores esenciales que se inspiran en Cristo; identidad étnica y social con los indígenas originarios, principalmente quechuas, que viven en las provincias de Chayanta y Linares del departamento de Potosí y en los barrios marginales de la ciudad de Sucre; y una convicción revolucionaria que se basa en la asimilación de la dialéctica marxista, son los nutrientes que absorben las cuatro raíces vitales del IPTK de una realidad social concreta.

La identidad ideológica del IPTK, extraída de la Madre Tierra por las cuatro raíces principales, fluye en todo el árbol siendo la savia poli-cromática que sube, invisiblemente, pasa por el tronco central, se ramifica en las líneas estratégicas a cumplir, continúa por las ramas secundarias, las hojas, las flores y frutos que se alimentan de esa savia. Es una savia excepcional que alimenta tanto la estructura física, orgánica y operativa de este árbol social dando vida a las unidades estratégicas, las herramientas operativas, los proyectos y objetivos específicos a alcanzar en un trabajo sostenido y vital.

Un tronco central y cuatro ramas principales, las Líneas Estratégicas de Servicio Institucional

En las diferentes fases de crecimiento y consolidación del árbol del IPTK se han tenido que proyectar y podar diferentes ramas de sustentación para producir los frutos estratégicos en función de diferentes circunstancias que se dieron en el país y en los espacios territoriales en los que trabajaba la institución. Ante la ausencia del Estado, por ejemplo, el IPTK tuvo que ramificarse con mucha amplitud respondiendo a los requerimientos esenciales de las organizaciones campesinas. Se podría decir que hizo de todo reemplazado a ese Estado ausente hasta la eclosión social de los años 2003 -2005.

Ante la emergencia del Estado Plurinacional el año 2006, el árbol IPTK tuvo que podar algunas de sus ramas y en el último plan trienal 2016 – 2018 concentró su vocación de servicio a través de 3 Programas: 1) Revolución del Conocimiento; 2) Fortalecimiento de la Economía Comunitaria; y 3) Salud social para todos.

Por su parte, en lo operativo la institución ha venido funcionando bajo una estructura funcional y programática, especialmente los últimos tres años (2016-2018). Es por eso que el tronco se lo considera una parte esencial donde también debe proponerse objetivos claros de gestión.

Para encarar con mayor fortaleza y precisión, se concretó el nuevo Plan Estratégico Institucional 2019-2025 con cuatro ramas principales (líneas estratégicas de intervención) que canalicen su identidad ideológica, social y orgánica hacia el Vivir Bien, más un tronco central como la línea estratégica de gestión institucional; éstas, en resumen, son:

Línea estratégica: Revolución del Conocimiento

Línea estratégica: Madre Tierra

Línea estratégica: Dignidad de Género

Línea estratégica: Salud para Todas y Todos

Línea estratégica: Gestión Institucional

Las Ramas Secundarias y el follaje, líneas de acción institucional

De cada rama principal se desprenden líneas de acción o ramas secundarias, así como herramientas que ayuden en la ejecución del plan institucional.

  1. En Revolución del Conocimiento: Entendiendo que esta rama principal es la más importante del IPTK, dado que absorbe con mayor fuerza la savia y la que debe realimentar a las otras ramas, se define en las siguientes ramas secundarias o líneas de acción: Profesionalización, Formación Política Integral y Capacitación Técnica, Investigación Aplicada, Producción Teórica, y Difusión y Comunicación.

Así mismo esta primera rama principal a través de sus ramas secundarias se extiende en un follaje tupido con las herramientas de: Universidad para el Cambio Tomas Katari (UCTK), el Centro de Formación Política Integral y Capacitación Técnica (CFI/CT), el Centro de Recursos Pedagógicos Integrales (CERPI), la Escuela Móvil, el Centro de Investigación para el Cambio (CIC), la Radio Tomás Katari (RTKA) y la Revista mensual Prensa Libre.

  1. En Madre Tierra: Un reajuste innovador del IPTK es fortalecer esta rama principal con objetivos estratégicos que amplían el apoyo a la economía comunitaria. De ahí su proyección abarca el tratamiento a fondo de las siguientes ramas secundarias: la seguridad y soberanía alimentaria de las comunidades rurales, el cuidado de la biodiversidad y los bienes naturales, especialmente el agua como elemento esencial de la vida, la preservación del medio ambiente, los ecosistemas y sistemas de vida, la acción sostenida contra el cambio climático, y el apoyo a la mayor generación de empleos e ingresos para las familias quechuas.

El follaje de esta línea estratégica son las herramientas de los Centros Integrales Multi-Activos (CIMA) y está compuesto por: CIMA Sucre, CIMA Chayanta y CIMA Ckochas.

  1. En Dignidad de Género: El trabajo institucional que se ha desarrollado en los temas de género y generaciones cobra en el nuevo Plan Estratégico un planteamiento más coherente y preciso. Nuestro punto de partida es la concepción de que el ser humano por el que tenemos que trabajar es una unidad, conformada por dos elementos constitutivos e inherentes a esa naturaleza humana: la mujer y el hombre. Esta conceptualización tiene que concretarse en una posición política precisa y dos principios indispensables: una posición política feminista y los principios de la dignidad de ambos elementos de la unidad y el respeto efectivo que cada uno merece.

Es así que las acciones a desplegar por el IPTK parten de una lucha abierta contra el patriarcado y tendrán que concretarse por lo tanto en una lucha sostenida contra la violencia, la discriminación y la exclusión de la mujer, de impulsar canales efectivos de empoderamiento emancipatorio a través de la  participación política y económica de mujeres y jóvenes, en la atención prioritaria de los problemas en materia de salud sexual y reproductiva y en la construcción cuidadosa de las identidades de feminidad y masculinidad, en lo individual y social.  En esta línea estratégica el follaje se verá expresado a través de la herramienta Centro de Mujeres Feministas.

  1. En Salud para Todas y Todos: Tomando en cuenta como marco de referencia que el Estado Plurinacional está encarando integralmente el Sistema Único de Salud, el rol del IPTK, para la ciudad de Sucre, es ampliar, reforzar y precisar su servicio en materia de salud utilizando el Hospital George Düez en atenciones de medicina de promoción y prevención y medicina curativa con precios sociales para la gente con escasos recursos. Para eso es importante reforzar su sistema de seguro de salud familiar e institucional como el sistema más económico del país; abrir un gabinete de atención y prevención para los casos de alcoholismo y drogadicción; abrir la línea de Salud Sexual y Reproductiva; y extender su programa de salud activa en sectores sociales necesitados. El Hospital George Düez y el Gabinete de Prevenciones son las herramientas o follaje de esta línea estratégica.
  2. En Gestión Institucional: El Marco Estratégico es la guía a seguir y debe verse claramente reflejada en un conjunto de líneas de acción que nos permita tener una gestión institucional eficiente. Esas ramas secundarias son: la planificación institucional, la representación y el relacionamiento institucional, la gestión administrativa financiera con una innovadora gestión del talento humano, y una nueva y visionaria estrategia de captación de fondos.

Con este árbol el IPTK pretende aportar al proceso de “reforestación revolucionaria y conciencial” hacia un cambio profundo integral y sostenible, desarrollando una conciencia crítica constructiva en su quehacer institucional tanto interno como externo articulando esfuerzos con otras instituciones y sobre todo con organizaciones de la sociedad civil, con el firme propósito de construir colectivamente el horizonte del Vivir Bien.

 

[1] la fotosíntesis es considerada por los científicos la tecnología más grande que tiene la naturaleza.

[2] La secuencia Fibonacci está compuesta por patrones de fractales, los cuales son objetos geométricos que mantienen la misma estructura básica en diferentes niveles, también este secuencia tiene relación con la geometría sagrada o rectángulos áureos. ¿Por qué hay fractales y patrones matemáticos en la naturaleza? En las primeras hojas de su libro Mathematics in Nature, John A. Adam propone algunas pistas exploradas por diversos matemáticos a lo largo de la historia. Para muchos las matemáticas son el lenguaje no sólo de la naturaleza, sino del universo.