Prensa Libre: 17 de Octubre 2018

Franz Barrios Villegas

El departamento de Chuquisaca y la ciudad de Sucre, en particular, tienen ante sí un horizonte alentador que debería ser visibilizado por toda la población. Se trata de asumir con sentido positivo la concreción de varios proyectos que tienen un alcance estratégico:

La Diagonal Jaime Mendoza, después de muchas décadas, empieza a perfilarse como uno de los proyectos más importantes para la región e incluso para el país. Se trata, desde nuestro punto de vista, del primer corredor bioceánico que está a punto de concretarse. El tramo específico de la Diagonal fue trazado entre dos puntos extremos: Hito Villazón en la frontera con el Paraguay y la ciudad de Oruro con una extensión de aproximadamente 900 kilómetros. Esta carretera se vincularía, para ser un corredor internacional con las vías asfaltadas que ya tiene Oruro hacia Chile. Por la información oficial y la verificación de muchos transportistas el tramo Sucre–Oruro está prácticamente concluido y se calcula que todo estará para su entrega oficial hasta este fin de año. En el tramo Sucre–Muyupampa–Ipati la situación es más complicada, sobre todo por los trabajos retrasados en el canal subterráneo. De todos modos, esta diagonal será con toda seguridad la principal conexión de Chuquisaca con varios departamentos del país en el lado occidental y con nexo hacia las costas del Pacífico. Puntualmente, el puente de Fisculco, a unos 40 kilómetros de Sucre, será uno de los atractivos turísticos más visitados.

La Terminal de Buses, en la zona de caza y pesca, es otro emprendimiento que merece nuestra atención prioritaria. Se habló mucho sobre este proyecto y se tardó demasiado en su realización. Hecho el anuncio oficial de estar a poco tiempo de ser llevado a cabo y viendo la maqueta que se ha presentado, lo que queda es apoyar su pronta conclusión. Debería constituirse, desde nuestro punto de vista, en la mejor terminal de buses del país, como un reconocimiento nacional hacia la capital constitucional del Estado Plurinacional.

Un tercer proyecto que merece nuestro respaldo y estímulo es la obra ya emprendida en Tinta Mayu para el ordenamiento vehicular que mostrará a Sucre como una ciudad moderna y emprendedora. Una forma de apoyar este distribuidor es soportando las incomodidades que un trabajo de esta envergadura supone.

Aún falta mencionar que Sucre tiene otras exigencias pendientes que deben ser encaradas con prontitud. Solo las mencionamos: equipamiento del aeropuerto de Alcantarí, la doble vía hacia ese aeropuerto, la ciudadela judicial, el área de peatonalización del centro de la ciudad y la presentación desde instancias públicas de un plan estratégico integral para el turismo.